Puñado de Cenizas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Jue Jun 24, 2010 6:07 am

A Belisario Ordóñez su breve momento de suprema satisfacción, de reivindicación y triunfo que todos los hombres comunes deberían tener alguna una vez, le llegó un poco tarde, como casi siempre sucede, pero le llegó.
Y desafortunadamente eso pasa hoy cuando todo lo que se aplaude es lo vacuo, lo superfluo, y todo lo que se celebra queda para siempre en el más penoso olvido al día siguiente. La importancia suprema del placer que satisface el hoy y ahora, el efimero momento. Nada se planea o se construye para ser disfrutado en los tiempos de dolor o soledad que indefectiblemente llegarán alguna vez, cuando ya no se es jóven y hermoso, cuando ya no haya negocios increíbles que atiborren la cuenta del banco en sólo unos pocos días, cuando el tiempo mute de una hoguera inextinguible a una llamita cada vez mas débil que eventualmente se apagará con un suspiro.

A Belisario le gustaba..., no, no, le encantaba recordar su fructífero camino. Era su mejor premio y lo sorprendía gratamente poder seguir haciéndolo dada su actual situación.

Casi pudo contemplar esa gélida mañana de invierno cuando vió la luz por primera vez, no de frente sino de espaldas, después de un arduo y laborioso parto con forceps. Porque hasta eso le había sido peliagudo, haciendo su entrada al mundo con sus nalgas rosadas por delante.
Por suerte pudo disfrutar de una niñez bastante normal, aunque siempre soportando las eternas penurias económicas de su familia, los períodos sin trabajo de su padre y la diaria lucha por la subsistencia en un país ciclotímico con algunos pocos altis y muchos bajos.
Pero asi y todo emergió airoso de la niñez para zambullirse sin pausa en el torbellino de la adolescencia. Allí, en medio de un océano de dudas y mientras iba tanteando su realidad como los ciegos, su padre, que se abraza a una repentina oportunidad como al último salvavidas, decide cambiar una vida monótona y predecible por otra en una tierra lejana que promete algo más de glamour. Abandona a la familia y de un día para el otro arregláte Catalina, es decir, arréglense como puedan.
Esos fueron días bravos de sobrellevar, para adaptarse rápidamente a esa nueva realidad mientras era testigo de la devastación emocional que sufría su madre. Pero Belisario, con inevitable resignación, decidió que debía seguir siempre adelante. Entonces, sin mucho tiempo para acomodarse, lo tomó mal parado la terrible etapa del golpe militar en su país, donde un tercio de sus amigos fue desaparecido por el único terrible pecado de repartir ropa entre los más pobres. Algo al parecer muy, pero muy comunista. Su servicio militar obligatorio también tuvo sus bemoles; de tiroteo en tiroteo contra pibes de su edad que decían ser parte de un movimiento de lucha que pretendía un cambio radical del orden y la implementación de un novel, aunque ingenuo, sistema en el mundo que habitaban.
Pero también pudo salir de eso sin tener que pagar un sólo peso en terapia. No porque no la necesitara, sino porque en su tiempo los conflictos internos se arreglaban casi siempre tragando saliva, apretando los dientes y avanzando con firme determinación, sin mirar atrás, sin tanta mariconería.

Ahora sintió una ligera sacudida. A continuación, un leve moviminto pendular acompasado le indicó que por fin estaban en movimiento.

Más o menos por esa época, le iba a llegar lo más lindo de su vida cuando conoció a su compañera de viaje de allí en más. Eran tiempos muy duros por los cambios profundos que experimentaba la sociedad y por la inestabilidad general que se traducía en la dificultad para conseguir un empleo estable. Pero a fuerza de perseverancia, ahora por partida doble, pudieron salir a flote y hasta lograron construir una modesta casita con mucho trabajo y esfuerzo.
Mientras tanto, comenzaron a llegar los hijos y la jóven familia empezaba a consolidarse como tal, palmo a palmo; cada noche con la dulce exhaución que sólo podía sentirse al saber que estaban haciendo las cosas bien.
Quizás por una jugarreta irónica del destino, un buen día a Belisario se le presentó una oportunidad similar a la de su padre, años antes. Nunca se le había cruzado por la mente abandonar su lugar, su trabajo, su familia y amigos. Pero tampoco nunca se lo había planteado, ni tampoco este lugar había tenido muchas oportunidades para ofrecerle, ni estabilidad, seguridad o capacidad de ahorro. Asi que muchas fueron las noches de amplia ponderación a esta oportunidad junto a su esposa las que siguieron. De aceptar, ése era el momento justo, la edad justa, las circunstancias justas. Y aceptaron.
En el tiempo que llevó la realización de todos los trámites para poder viajar, Belisario y su mujer se dedicaron a vender todas las pertenencias materiales que habían podido acumular con gran sacrificio hasta ese momento. Compraron los pasajes y se despidieron sin mucho ruido de familiares, amigos y la vida, tal y como la habían conocido hasta ese momento. En el aeropuerto se sintieron abrumados por lo que dejaban atrás y la expectativa por lo que vendría. No pudieron evitar sentirse como huérfanos desprotegidos al comprender que esas dos valijas y sus tres niños pequeños eran todo lo que tenían en el mundo.
Una nueva tierra, nuevas costumbres y gentes, un nuevo idioma y una filosofia de trabajo y vida totalmente distinta a la que estaban acostumbrados, frenaron quizás un poco a Belisario y su familia, pero de ninguna manera los detuvieron. Fueron muchísimas las dificultades y las necesidades, pero no había tiempo para lástimas. Tenían que improvisar sobre la marcha mientras absorvían por cada poro una adaptación permanente a tantos cambios, sin jamás perder el rumbo. Hasta que las cosas por fin empezaron a salir como debían, cuando realmente se les dedica cuerpo y alma, y la familia se mantiene unida contra viento y marea.
Belisario y su señora comprendieron que estaban haciendo realidad un sueño que nunca habrían podido lograr en su propio país: Progresar económicamente y poder hacer estudiar a sus hijos lo que sus vocaciones les dictaran. Pronto lograron comprar su propia casa donde vivieron y siguieron luchando juntos, hasta que el primer pichón se aventuró a volar fuera del nido, a su propio espacio y con un título universitario bajo el brazo. Después, con unos pocos meses de intervalo, siguieron los otros dos, en parecidas satisfactorias circunstancias. Tres hijos, tres profesionales. Algo inédito, nunca visto anteriormente en ambas familias de la dichosa pareja.

Un inesperado salto hacia adelante lo sobresaltó primero, pero esbozando una sonrisa imaginaria, pensó que seguramente ése tenía que ser Emilio, su hijo major, distraído y corto de vista, siempre propenso a los tropiezos.

Les tomó un largo tiempo a Belisario y a su esposa poder adaptarse a ese nuevo paso, menos demandante, de vivir sin los hijos en la casa. Pero igual los veían a menudo y notaban con absoluto placer como se iban haciendo adultos responsables y productivos. Personas buenas y sensibles entregadas a sus respectivas carreras que habían comenzado a construir unas lindas vidas con solidez y carácter.
Muchas veces a Belisario le gustaba debatir con su compañera acerca de las verdaderas razones de su simple y modesto, pero tan gratificante éxito familiar. ¿Era sólo el sacrificio y el esfuerzo dedicado a la empresa? ¿O el amor y las tremendas ganas de la pasión puesta para que el fracaso no fuese siquiera una opción? ¿O quizás, lisa y llanamente, suerte? Nunca lograban ponerse enteramente de acuerdo, pero íntimamente ambos sabían que muy probablemente se tratara de una buena combinación de todos esos factores.
El repentino descubrimiento de su enfermedad, tomó a Belisario por sorpresa pero espiritualmente tranquilo, casi preparado. Lo que más le molestaba era tener que ver sufrir a su esposa y a sus hijos. Odiaba tener que distraerlos de sus vidas llenas de nuevas importantes responsabilidades. Pero por suerte la cosa iba a ser breve, y aceptó esa vuelta final de su colorido destino con más ansia que temor.
Sus últimos días fueron una recreación mental contínua de toda su vida. Le encantaba revivir el camino recorrido y los logros alcanzados, que a sus ojos se agigantaban cada vez más de puro orgullo. Ingenuo y soñador, siempre le habían gustado los cuentos con final feliz. Sólo una cosa le impedía disfrutar plenamente de esa existencia que pronto dejaría de ser. Estaban esperando un nieto y temía no poder llegar a conocerlo. Pero ahi sí la suerte le tendió una buena mano, estirando un poco una vida y anticipando el nacimiento de otra.
Pudo así pasar todo un día de indescriptible felicidad junto a su nieto, colorado y arrugado, pero hermoso. Y esa noche supo que el círculo ahora estaba completo. Con su satisfacción plenamente colmada, se diluyó el resto de su vitalidad en la quietud de la madrugada, dejándole una sonrisa en los labios.

Ahora Belisario sintió que se detenían. El murmullo de varias voces le indicó que ya habían llegado. Su buena esposa e hijos, como no podía ser de otra forma, habían cumplido su voluntad al pie de la letra. Supo que de un momento a otro Emilio abriría la tapa de la urna para esparcir sus cenizas sobre el río, cualquier río. Le daba igual. Los ríos siempre se le habían antojado como el fluir de la vida misma. Antes de mezclarse para siempre con las aguas pardas, un postrero pensamiento confirmó la gran beatitud con que dejaba este mundo: “No estuvo tan mal para sólo un puñado de cenizas...”





A los inmigrantes

Safe Creative #1007086761152


Última edición por Fobio el Jue Jul 08, 2010 4:05 am, editado 1 vez

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por M.L el Jue Jun 24, 2010 12:47 pm

otro relato de lujo y de corazón! felicidades artista! ML
ah! no imaginas qué daría por tener en un libro, de papel y "de verdad"!, todos tus relatos y poemas juntos...!; algunos en Bubok han publicado -creo- sin mucha complicación... anímate!!!

M.L
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 72
Puntos : 7208

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Manu López el Jue Jun 24, 2010 1:49 pm

Fobio amigo, tus relatos son un legajo de virtudes, me encanta leerte por que aprendo mas cada dia con ello, un saludo

Manu López
Keidiano de ley
Keidiano de ley

Cantidad de envíos : 139
Edad : 51
Localización : Los Santos de Mainona
Puntos : 7311

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Soy yo el Jue Jun 24, 2010 3:22 pm

Genial!Enhorabuena...Te leía en "el otro lado"pero nunca te hice ningún comentario.Un saludo.

Soy yo
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 89
Edad : 60
Localización : jaen
Puntos : 7248

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Jue Jun 24, 2010 5:20 pm

Maria Luisa: Gracias otra vez, amiga. A mi tambien me gustaria publicar algo alguna vez, pero para publicar en Bubok no se si puedo hacerlo desde Argentina, y ademas lo que hay que preparar para entregarles todo listo para la publicacion, esta tecnologicamente bastante lejos de lo que yo entiendo en el presente. Demasiado complicado para mis conocimientos.
Un fuerte abrazo y nuevamente gracias por tu constante apoyo (Si algun dia publico algo, tu vas a estar con toda seguridad en la pagina de agradecimientos),
Jose

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Jue Jun 24, 2010 5:22 pm

Manu: Mil gracias, querido amigo. Me encanta tenerte como lector y recibir tus gratas visitas. Creeme que es un placer para mi.
Un fuerte abrazo,
Jose

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por ZeltiaG el Jue Jun 24, 2010 5:30 pm

Hola!! Aquí vengo a leerte, como siempre! Un relato real, como la vida, con esa sensación de "en carne propia" que le pones... que deja un nudo en la garganta! Más el personaje, alguien entrañable, que despierta afecto, con un triste fin, pero digno... deja un gran mensaje! Excelente!
Caray Fobio... no sé si me estoy volviendo chocha... pero con este tipo de historias siempre lográs dejarme con el lagrimón!
Muy de acuerdo con ML... que un libro del Master FOBIO sería lo más lógico.... hay que buscarle la vuelta! jejeje Un gustazo José, que siempre es un placer leerte! Lo sabes!

Un fuerte abrazo y mi cariño para ti y Stella!

ZeltiaG
Keidiano de ley
Keidiano de ley

Cantidad de envíos : 180
Localización : Galicia
Puntos : 8554

Ver perfil de usuario http://elmundodezeltia.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Jue Jun 24, 2010 5:44 pm

Soy yo: Y quien eres tu? No, no, es solo una broma por tu seudonimo. No puedo con mi genio. Muchas gracias por tu visita y comentario amiga o amigo, segun corresponda. Es un placer conocerte. Saludos

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Jue Jun 24, 2010 5:50 pm

Sandra: Y vos sabes que para mi es un gusto enorme verte por aqui, recibir tus visitas y leer tus comentarios. Y si alguna vez publico algo, te puedo asegurar que vos tambien vas a estar en un sitio de honor en la pagina de agradecimientos, por tu constante apoyo a lo que hago. Mil gracias amiga por tus palabras.
Un abrazo muy, muy grande,
Jose

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Soy yo el Jue Jun 24, 2010 11:17 pm

Soy yo=navera"al otro lado",o sea"amiga".Un saludo

Soy yo
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 89
Edad : 60
Localización : jaen
Puntos : 7248

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Vie Jun 25, 2010 3:21 pm

Soy yo: Bueno, aclarado el asunto, amiga. Gracias y recibe un saludo afectuoso

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por ORWELL el Dom Jun 27, 2010 11:07 am

Un relato que llega a pincharme el alma. Supongo que la vida, cuando acaba, debería ser así. Lo bueno, que puedas desperdirte, que hagas balance, y que digas "valió la pena". Lo malo, que no existen segundas oportunidades para enmendar errores.
Me has tenido pegado al monitor. Es un relato largo pero a mi se me ha hecho corto. Además he tenido la sensación de que había mucho de realidad en él.
felicidades.
un abrazo de owell

ORWELL
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 94
Edad : 46
Localización : zamora (expaña)
Puntos : 7292

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Fobio el Dom Jun 27, 2010 3:38 pm

Orwell: Muchas gracias amigo. Quien sabe como sera despues del final. Este relato quizas sea una expresion de deseo, ni yo lo se. Pero si es lindo poder haber realizado una vida productiva, sin demasiados reproches. Errores para enmendar? Siempre habra, y muchos. Creo que lo mas importante es reconocerlos y asumirlos, pero nunca nos veremos libres de ellos.
Un abrazo de vuelta,
Jose

Fobio
Pequeño Keidiano
Pequeño Keidiano

Cantidad de envíos : 60
Edad : 62
Localización : Zarate - Bs. As. - Argentina
Puntos : 7634

Ver perfil de usuario http://www.literaturadefogon.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Puñado de Cenizas

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:49 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.